BiografiaObraInfo de Contacto
GaleriaNoticias

DE LA CONCEPCION TORREIRA. LA HONESTIDAD DE LA PINTURA (pag,2)
English Version
Sigüenza Desde entonces no ha dejado de pintar, de dibujar, de experimentar con los rudos paisajes castellanos, la gestualidad en sus gentes, el relieve y la expresividad de sus rostros. Dibujos a plumilla, acrílicos con algunas experimentales mezclas, grises y blancos, ligeros azules. Mostrados de forma permanente durante mas de diez años en la Galería Kreisler de Madrid. Galardones provinciales y nacionales en toda la geografía, obras en colecciones y museos, seleccionado una y otra vez para el Premio Rafael Penagos del que, una y otra vez, queda a un paso. Son tantas sus obras, exposiciones y premios como tanto se ha escrito sobre él.

Seguntino de nacimiento y raíces, la obra de Mariano de la Concepción Torreira transmite una especial sensibilidad infundida desde niño por un entorno familiar volcado en la música. “Música y músicos son mis compañeros habituales, desde siempre y es posible que para o hasta siempre”. Músicos  y botargas festivas junto a curtidos campesinos, casas arrugadas  o modernas ciudades, protagonistas de sus últimos trabajos. Campos, tierras y gentes con los mismos surcos del paso de los años. El gesto, más que el retrato, en una pintura de personajes mitad tristes, mitad risueños, cómplices con su creador, con una agresividad que inspira, no obstante, energía.

Pintor, grabador, escultor, escayolista, su obra siempre nueva, siempre fresca, ha sido definida como rotunda y sensible, rigurosamente elaborada con fibra recia y consistente. Con la piel y el alma clavados en Castilla. La perfección en los trazos, la firmeza en sus dibujos y pinturas, transmiten una especial sensibilidad. Y también honestidad. No en vano decía Ingres, el dibujo es  la honestidad de la pintura.

(Pintores en Siguenza por Alícia Dávara y Lorenzo de Grandes)